Embed

Boca dejó pasar una inmejorable oportunidad de acercarse a Racing y Defensa y Justicia, uno de los punteros de la Superliga al que visitará el domingo, tras caer esta noche en la Bombonera por 2 a 1 frente a Atlético Tucumán, que así se afirmó en puestos de Copa Libertadores al cabo de este encuentro pendiente de la 15ta. fecha que completó el calendario del certamen.

Un horror defensivo en el arranque del juego dejó el camino cuesta arriba. Iban 8 minutos cuando Matos primero guapeó y después desbordó por la derecha. El ex San Lorenzo tiró el centro al área, Buffarini pifió, Andrada dudó y Gervasio Núñez la empujó al gol.

Para el segundo tiempo, Alfaro mandó a la cancha a Mauro Zárate por Bebelo Reynoso. Y Boca se rompió: fue dos equipos, a todo o nada. El mejor ejemplo de ese empuje para ir a buscar darlo vuelta fue Wanchope Ábila, que pivoteó, encaró, guapeó y definió de atropellada para poner el 1-1.

De inmediato Atlético Tucumán volvió a golpear en el área de enfrente. Barbona se tomó el tiempo justo para elegir la mejor opción y la tocó a un palo para el 2 a 1 final.

Comentá y expresate