Boca Juniors no pudo vencer a Santos esta noche en la Bombonera, donde argentinos y brasileños terminaron diseñando un empate sin goles que se ajustó al desarrollo de un partido que aportó 90 minutos necesarios para arribar a una definición que tendrá lugar en Brasil el próximo miércoles y a la que los "xeneizes" llegarán al menos bastante mejor parados que River Plate.

Los dos equipos salieron a hacer sus respectivos partidos, con Boca privilegiando la seguridad defensiva para no exponerse demasiado ante la velocidad de los atacantes santistas, y recurriendo a la contraofensiva como arma de ataque, algo no muy distinto a lo que suele pergeñar Miguel Ángel Russo en la mayoría de los partidos, salvo que tenga necesidades extremas como en el cotejo anterior ante Racing por cuartos de final.

En ese cotejo estaba obligado a dar vuelta la serie en la Bombonera y salió a presionar alto a los de Avellaneda para alcanzar el objetivo de arribar a semifinales.

Pero hoy las circunstancias eran diferentes, ya que la historia de esta semifinal se terminará resolviendo inevitablemente en Brasil el miércoles próximo, por lo que desnudarse defensivamente en pos de una victoria inicial podía resultar fatal, porque al primer error el rival puede marcar con todo lo que ello implica de favorable para el conjunto que lo hace en condición de visitante.

Fuente: Télam

Comentá y expresate