El contexto de la Bombonera, la jerarquía y los nombres del rival y por sobre todo la actitud que tuvo para ir a buscar la victoria fueron demasiado para Aldosivi, que sin jugar mal perdió 2 a 0 ante Boca Juniors.

Nada que discutir sobre el resultado, con un marcador que el local debió haber logrado ya en la primera media hora de juego, cuando tuvo varias situaciones claras para convertir y los postes se lo negaron.

Resistió el equipo de Gustavo Álvarez, que apostaba al orden para no verse desbordado por nombres rutilantes, entre ellos el italiano Daniele De Rossi, un experimentado jugador que llegó de la Roma y hacía su debut en el templo xeneize.

Defendió como pudo Aldosivi y cuando la oportunidad se abría, intentó aprovecharla. Así llegó con un par de remates que no inquietaron demasiado al arquero Andrada. Pero al menos marcaba que había intención de algo más que defender.

boca aldosivi.jpg

Pocrnjic, el poste y el travesaño ya habían hecho lo suyo y demasiado para que todo siguiera con empate en cero. Hasta que un desborde de Villa derivó en un centro que originó una jugada polémica: Mas, en posición adelantada, dejó pasar la pelota entre sus piernas y Tévez, bien habilitado, convirtió. Muy fino, pero con participación del lateral, por lo que debió sido offside y gol anulado.

En el complemento Aldosivi buscó ganar metros pero siempre con la tibieza propia de quien no debe descuidar demasiado, porque los contraataques podían ser letales. Se aproximó con un remate de Gino que Andrada pudo despejar con los puños.

Mientras Álvarez bosquejaba alternativas, Gustavo Alfaro recurría a un banco rico en nombres y calidad. Hizo ingresar a Mauro Zárate, Alexis Mc Allister y a Eduardo Salvio, que a los 32 volvió a convertir en este torneo. Era 2 a 0 y todo indicaba que era partido liquidado. Así lo confirmó el cuarto de hora que faltaba, con Boca controlando el juego y Aldosivi, golpeado, sin capacidad de reacción.

Comentá y expresate