Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, continúa internado en el Hospital Vila Nova Star de San Pablo, aunque según un comunicado su salud presenta leves mejorías.

Según se informó, la posibilidad de realizar una cirugía de urgencia por la obstrucción intestinal que hizo que lo trasladaran, se disipa.

Está previsto que el día de hoy el mandatario de Brasil comience con la alimentación normal vía bucal.

Bolsonaro dijo en la televisión de Brasil que esta obstrucción era peligrosa, sobre todo por las reiteradas cirugías en la zona a las que tuvo que someterse luego de ser apuñalado en un acto de campaña en el 2018.

Sin embargo, luego mencionó que estaba evolucionando de manera correcta y que. "las chances de una cirugía para desobstruir el intestino son muy reducidas"

El comunicado informó que todavía no hay una previsión sobre cuándo podría recibir el alta y que continúa bajo observación para evaluar las mejoras.

"Fue retirada la sonda nasogástrica y se planea el inicio de la alimentación para mañana. El presidente sigue sin previsión de alta hospitalaria", dice el boletín.

El presidente brasileño había sido internado en el hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia el miércoles 14 de julio por un fuerte dolor abdominal inducido por un hipo persistente y tras conocerse el cuadro de obstrucción intestinal, fue trasladado al Hospital Vila Nova Star, de San Pablo. Allí se le realizaron los exámenes correspondientes para verificar la necesidad de una cirugía.

Comentá y expresate