En otra ronda de los jueves en la Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini pronunció un violento discurso, con insultos al presidente Mauricio Macri, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y los miembros de la CGT.

El enojo de la dirigente de Madres de Plaza de Mayo con los dirigentes gremiales estuvo originado por las negociaciones que estos encararon en las últimas horas con el Gobierno, al que volvió a calificar como "el enemigo".

"El enemigo es el enemigo y como tal hay que tratarlo, por eso el paro general hay que hacerlo, por más que la CGT venga a negociar con Macri", lanzó Bonafini, al tiempo que cuestionó el pedido de la central obrera de frenar los despidos.

Al respecto, agregó: "Dicen que por ahora no va a haber despidos, me chupa un huevo, no hay ahora, pero mañana va a haber. Dos días hay que parar, no uno, dos días, que no haya nada".

En cuanto al Presidente y Bullrich, Bonafini expresó su virulencia verbal por la agresión que habría sufrido un vendedor de origen senegalés a manos de efectivos policiales. Según Bonafini, los uniformados son "milicos asesinos preparados por la Bullrich y compañía", mientras que a Macri lo calificó como un "hijo de recontra remil puta".

Además, pidió que alguien le acerque información sobre el paradero del vendedor senegalés, para ofrecerle ayuda de la asociación que preside.

Comentá y expresate