El concejal Santiago Bonifatti tomó el cruce caliente entre el oficialista Guillermo Castello y el kirchnerista José Luis Zerrillo para resaltar que ambas posturas y proyectos enfrentados, más allá de los nombres, representan “una guerra entre dos, una grieta” en la que “se dicen muchas cosas, pero solo entendemos ruido”.

“Hay dos modelos fracasados intentando ver quién fracasó menos”, dijo para advertir que hay una tercera posición que representa el movimiento del cual es parte y lidera el ex ministro de Economía Roberto Lavagna. “Hay mucha gente que está pidiendo otra oportunidad para Argentina”, destacó.

En cuanto al precandidato presidencial, que compartirá fórmula con el salteño Juan Manuel Urtubey, dijo que su resistencia a ser parte de una interna en Alternativa Federal “habla de coherencia”. Se preguntó “cómo íbamos a dar una PASO a los que estaban dialogando para irse a otros sectores”, en referencia a Sergio Massa y Miguel Pichetto, uno ahora en Frente de Todos y el otro en Cambiemos. “El que no se movió nunca de ese lugar fue Lavagna”, rescató.

"Cómo íbamos a dar una PASO a los que estaban dialogando para irse a otros sectores" (Bonifatti)

De sus aspiraciones personales solo reconoció que tiene intenciones de ser intendente, decisión que dejó en manos de la mesa distrital de Consenso Federal, el espacio con el que llegarán a las primaria de agosto y donde se definirán las listas antes de la medianoche del próximo sábado.

Sus pretensiones se cruzan con las del radical Mario Rodríguez. “Venimos trabajando juntos”, dijo para valorar el camino que están recorriendo desde este nuevo espacio. Y también respondió sobre la posibilidad que allí recale Ariel Ciano, que en el distrito era el referencia de Massa hasta que este se alineó con el kirchnerismo. “No fue parte del espacio de Lavagna y hace que sus posibilidades (de una candidatura) sean bajas”, consideró.

Comentá y expresate