Luego del revés sufrido en el Concejo Deliberante, que rechazó el veto a la bonificación docente que había decretado el intendente Carlos Fernando Arroyo, el municipio recurrirá a la Justicia para revertir la situación. “Tanto la sesión como la medida serán atacadas jurídicamente”, aseguró el secretario de Hacienda, Hernán Mourelle, poco después de abandonar la sesión.

Mourelle atacó duramente a la oposición. “La mayoría de los concejales están en contra de los vecinos de la ciudad. El reglamento interno es muy claro: primero tienen que tener un tratamiento ordinario y segundo, cualquier moción u ordenanza que se proponga, tiene que ser con el motivo del llamado a la sesión. Y el motivo del llamado a la sesión es el decreto”, indicó.

“Lo que pasa es que como ellos hacen las cosas antirreglamentariamente y en contra de los vecinos, sacaron una ordenanza reglamentando, cosa que no pueden hacer, en forma contraria a lo que reglamentó el ejecutivo por decreto. Y ahora, lo que quieren hacer, es una insistencia, de una ordenanza que fue vetada en el día de ayer, y que no fue el motivo del llamado de la sesión de hoy. El motivo del llamado es el decreto originario”, expresó Mourelle. “Los concejales, en vez de empezar por la cabeza, empezaron por los pies”, agregó.

Mourelle indicó que “claramente lo que se está planteando, además de una sesión que es nula, es un conflicto de poderes que se va a llevar a los ámbitos correspondientes para que se defina”.

El funcionario fue duro con los concejales de todo el arco opositor y los acusó de “llevar a la decadencia” a la ciudad. “Los concejales, en vez de legislar, se creen que son los que gobiernan y los que toman las decisiones. Generalmente las toman, como hace años, en contra de los vecinos. Y en eso están todos juntos: Unidad Ciudadana, Un País, Acción Marplatense y el radicalismo, que es el que generó todos los privilegios porque gobernó la mayor parte de estos años. Esas fuerzas políticas son las que llevaron a la decadencia a la Ciudad. Y los vecinos votaron un cambio”, fustigó. “Se sumaron a la lista de Arroyo para asumir en el concejo, y en vez de llevar adelante la política de cambio que votaron los vecinos, llevan adelante la política de deterioro y destrucción de la ciudad que llevaron toda la vida”, subrayó.

Tras asegurar que “tanto la sesión como la medida van a ser atacadas jurídicamente”, Mourelle también le apuntó al Sindicato de Trabajadores Municipales: “Se ve una posición donde está el intendente Arroyo por un lado, defendiendo los intereses de los vecinos, y todas las otras fuerzas del otro lado, manteniendo los privilegios y la relación con el sindicato. Un sindicato al que obviamente vamos a tratar de generar con la Universidad de Mar del Plata una auditoría, para ver qué hace con los 75 millones de fondos por año. Son 75 millones que no se sabe a dónde van. ¿Irán a financiar campañas políticas de estos sectores? ¿Irán a dinero de préstamos de estos políticos? Son preguntas que yo me hago y creo que nos debemos todos una auditoría para saber qué pasa con esos fondos”, concluyó.

Distéfano: “Fueron exposiciones puramente políticas”

Por su parte, el secretario de Educación, Luis Distéfano, también se mostró disconforme con lo desarrollado en la sesión. “Estuvimos 5 o 6 horas planteando cuestiones que no tienen que ver con el foco de la situación. Era una oportunidad para explicar los motivos del decreto y el pensamiento y nuestra tarea como responsables funcionarios de todos los docentes”.

El funcionario señaló que “vamos a fortalecer el sistema educativo municipal con acciones concretas. Lo de hoy fueron exposiciones puramente políticas, preguntas que nada tienen que ver con la citación, cuando en realidad estamos perdiendo una oportunidad histórica para darle herramientas a los municipales para tener otra postura y dialogar”.

Comentá y expresate