La presión que ejerció el Partido Conservador sobre su líder, el primer ministro británico Boris Johnson, finalmente dio frutos y el mandatario decidió renunciar a su cargo en el Gobierno, a pesar de que había asegurado que seguiría "luchando". En primera instancia, su anuncio confirmó que ya no será líder del Partido Conservador y que continuará como primer ministro hasta octubre, cuando será elegido su sucesor; aunque no hay muchas certezas de que no dimita antes.

Aunque se trataba de "un pedido de disculpas" a la sociedad y a los miembros de su partido, su discurso estuvo más bien plagado de ironía y tono cómico. "Es claramente la voluntad del grupo parlamentario conservador que haya un nuevo líder del partido y, por tanto, un nuevo primer ministro”, dijo Johnson en su mensaje de renuncia desde Downing Street.

También explicó que la semana que viene se ofrecerá un calendario oficial para encontrar a su reemplazo, mientras numerosas voces del propio partido y de la oposición piden que deje el cargo inmediatamente y se disponga un primer ministro interino.

El cimbronazo al mandato de Boris Johnson de las últimas horas había sido la ola de renuncias dentro del Gobierno en protesta. Más de 50 funcionarios de importancia habían renunciado a sus cargos en las últimas 48 horas. "En política, nadie es imprescindible", reconoció Johnson.

image.png
Boris Johnson renunció al cargo de primer ministro del Reino Unido.

Boris Johnson renunció al cargo de primer ministro del Reino Unido.

Los dos pesos pesados del Ejecutivo que habían presionado con su renuncia fueron el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, y el de Sanidad, Sajid Javid.

También dijo que se encontraba "triste por renunciar al mejor trabajo del mundo" y que está "inmensamente orgulloso" por los logros que obtuvo su Gobierno, como los resultados del Brexit (el primer gran desafío), la crisis de la pandemia y la respuesta a la invasión de Rusia a Ucrania.

“Ser primer ministro es una educación en sí misma. He viajado por cada lugar del Reino Unido y he encontrado que mucha gente tenía una originalidad sin fronteras y estaba dispuesta a hacer frente a viejos problemas de distinta manera”, dijo.

En cuanto a los ánimos populares sobre esta noticia reconoció que habrá gente "aliviada" y "decepcionados", pero matizó con que "así es la vida". “Incluso si las cosas pueden a veces parecer oscuras ahora, nuestro futuro juntos es dorado”, agregó.

"Un verdadero cambio de gobierno"

Keir Starmer, líder del opositor Partido Laborista, dijo que la partida de Johnson es “una buena noticia”, pero no basta. “Necesitamos un verdadero cambio de gobierno”, dijo, con ánimos de realizar una moción de censura al Gobierno y obligar a elecciones generales anticipadas.

"Estamos atrapados con un gobierno que no está funcionando. El Primer Ministro tiene que ir por completo, no aferrarse durante unos meses. Gran Bretaña necesita un nuevo comienzo. Si el partido tory no se deshace de él, los laboristas actuarán en interés nacional y presentarán un voto de censura", publicó en su cuenta de Twitter.

https://twitter.com/Keir_Starmer/status/1545041859688296448

Un mandato turbulento

Las turbulencias de su mandato comenzaron con el denominado "partygate", por el que se enfrentó a dos votos de censura de parte de los parlamentarios de su partido, aunque logró continuar en el cargo en las dos oportunidades.

Este escándalo se generó por una serie de fiestas realizadas en la sede de gobierno, en la calle Downing Street, durante las restricciones por la pandemia de Covid-19.

Pero el último escándalo alrededor de Johnson está relacionado con el nombramiento del parlamentario Chris Pincher, que contaba con serias acusaciones de acoso sexual. Las idas y vueltas de Johnson sobre su conocimiento de estas causas provocaron una inestabilidad final entre sus ministros, que comenzaron a renunciar.

Tras haber afirmado lo contrario, Downing Street reconoció el martes que el primer ministro fue informado en 2019 de anteriores acusaciones contra Pincher, pero que las había “olvidado”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate