Los vecinos del barrio Bosque Grande finalizaron el arreglo de calles que habían iniciado la semana pasada por su propia cuenta, ante la falta de respuestas del Municipio. En los últimos días, consiguieron escombros y mejoraron la diagonal Rosales al 9300, un tramo que había quedado en estado intransitable.

“Gracias a unión vecinal rehicimos la calle”, expresaron los vecinos, que días atrás habían denunciado el mal estado de las calles. “La lluvia había dejado ‘lagunas’ muy peligrosas. El camino hacia la escuela 56 estaba imposible” remarcaron.

Los vecinos ya habían manifestado el estado de abandono del barrio. "Estamos olvidados. Hace dos años que no nos pasan ni una máquina", aseguraron. "Al no tener respuestas, compramos contenedores y tapamos los pozos", explicaron.

Así estaban las calles en Bosque Grande:

Embed

Comentá y expresate