Un nuevo buque pesquero fue botado este lunes en el puerto de Mar del Plata y las autoridades del astillero en el que fue construido destacaron el auge de la reactivación de la flota y su impacto en la generación de empleo.

El "Antonia D.", un fresquero de altura de 24,10 metros de eslora y 7,8 de manga, fue entregado a la familia Di Bone, propietaria y armadora de la embarcación, en el Astillero Naval Federico Contessi.

En la ceremonia, el presidente del astillero marplatense, Domingo Contessi, destacó el impacto de este tipo de obras en la renovación de la flota pesquera, y la decisión del gobierno nacional de priorizar la construcción de embarcaciones en el país.

"Nos alegra la continuidad que están teniendo estos actos. Hoy vivimos un auge de la renovación de la flota pesquera. Y eso nos reconforta, porque era una necesidad evidente que sin embargo durante décadas estuvo postergada", aseguró.

Destacó además que, a partir de esta reactivación, los astilleros nacionales están "realizando inversiones y aumentando el empleo" en toda la cadena de la industria naval.

"Esta renovación es una mejora cualitativa que le está cambiando la fisonomía a la flota de media altura, porque la mayoría de las naves que se están construyendo son del tipo doble cubierta, con mejores condiciones de habitabilidad para las tripulaciones, construidas con materiales ignífugos, y plantas de procesamiento que aseguran mayor calidad del producto", dijo.

Contessi destacó "el acompañamiento que le está dando el Gobierno nacional a la industria naval", a través de medidas como "las restricciones a la importación de buques usados" y una reciente línea de financiación del Banco Nación para el sector.

"Durante muchos años, quien pretendía renovar un buque, lejos de recibir apoyo recibía trabas y castigos", expresó.

El presidente del astillero subrayó a su vez que "la industria naval es un ejemplo de superación de la grieta, donde medidas complementadas y profundizadas por dos gobiernos distintos se mantuvieron para lograr un proceso virtuoso que está a la vista".

Destacó además el reciente decreto 754 que estableció la eliminación y reducción de retenciones para productos ictícolas con mayor valor agregado en tierra.

Por otra parte, Contessi advirtió que "el atraso cambiario con respecto a la inflación, ha hecho que aumenten significativamente los costos en dólares, en rubros donde existen contratos firmados y precios internacionales que no se pueden modificar".

"De persistir esta situación, el futuro será muy complicado, tanto para la pesca como para la industria naval. La economía argentina necesita normalizarse, para que los esfuerzos de los trabajadores y las empresas no se vean licuados por una inflación y una inestabilidad que no entienden merecimiento", sostuvo el empresario.

En la ceremonia estuvieron presentes el intendente local, Guillermo Montenegro; el jefe de la Prefectura Naval Argentina, Mario Rubén Farinón, y el obispo de Mar del Plata, Gabriel Mestre.

Comentá y expresate