Luego de que los camaristas Lepoldo Bruglia y Eduardo Farah revocaran su prisión preventiva en la causa por las irregularidades en la rendición de viáticos del Ministerio de Economía, el ex vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, recuperó la libertad este viernes poco después de las 21,30.

Tras 70 días en el penal de Ezeiza, Boudou decidió hablar con la prensa apenas recuperó la libertad. “No quiero ocuparme de mí, sino de las compañeras y compañeros detenidos con prisión preventiva, que son perseguidos. Me parece que es un sistema que está dando vuelta la presunción de inocencia y tiene que ver más con el escarnio que con la justicia”, indicó el marplatense. “El Poder Judicial está haciendo abuso. Es una situación grave”, agregó.

Asimismo, Boudou señaló que “un importante dirigente de nuestro espacio me hacía referencia que esto ya pasó en la argentina. Desde 1810 que no hay 12 años ininterrumpidos de un sistema nacional y popular. A nosotros nos toca pagar esto. Pero he pasado esto días con mucha tranquilidad, con mucha fe y convicción de lo que fue el gobierno de Néstor Kirchner y los dos de Cristina”.

Boudou también se refirió a lo que fueron sus días en la cárcel. “Es muy duro perder la libertad y es muy duro para los familiares y personas que se acercan. Son condiciones muy duras. Estuvimos en un penal de máxima seguridad, sin ningún privilegio”, destacó. No obstante, dijo que “no importan mis 70 días. Importa lo que está en juego para el país. Estos días estuvo presa la Ley de Movilidad. El cambio de la Ley de Movilidad justo coincidió con este momento”.

“Quiero volver a mi casa porque quiero ver a mi mujer, que fue realmente una compañía muy importante”, remarcó Boudou, antes de saludar y sacarse fotos con los militantes de su espacio que se acercaron a apoyarlo.

Comentá y expresate