En invierno, el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata recibe alrededor de 300 niños por semana con bronquiolitis, según datos de los trabajadores del hospital. "Tenemos un promedio de 16 camas llenas en terapia y 60 pacientes en internación por día", señaló Guadalupe Matos, especialista en kinesiología respiratoria pediátrica en el hospital, que forma parte del Colegio de Kinesiólogos de Buenos Aires.

Según la profesional, la kinesiología respiratoria se practica,tanto en pacientes que ingresan por consultorio como en aquellos que ya están internados, para evitar, en el primer caso, la internación y para el segundo caso, el pase a terapia. "Lo que hacemos, tras analizar el moco y confirmar que se trata de una bronquiolitis, es comenzar a limpiar las vías respiratorias mediante las técnicas de higiene bronquial" afirma Matos.

Y remarcó: “Generalmente de los que entran con bronquiolitis algunos no son traídos con el tiempo suficiente o bien ya en un estado muy agravado por lo que la kinesiología respiratoria acompaña la recuperación, pero en otros casos, que son la mayoría, entre un 80 y 85%, estas técnicas consiguen evitar estadios más graves”.

Las enfermedades del tracto respiratorio como la bronquiolitis son comunes durante la temporada invernal. Sin embargo, aunque muchas veces se trata de patologías inofensivas y transitorias, sino se diagnostican a tiempo y por ende no se aplica el tratamiento o cuidados correspondientes especialmente en los más pequeños, pueden provocar situaciones que requieren tratamientos de alta complejidad o complicaciones.

El rol del kinesiólogo es fundamental para ayudar a expectorar las secreciones sobre todo en personas que no pueden hacerlo por sí mismas como es el caso de los bebés recién nacidos. Lo que hace el fisioterapeuta es practicarle al paciente terapias de higiene bronquial denominadas AKR. “La higiene bronquial no es agresiva ni dolorosa y los padres pueden estar presentes durante las sesiones”, agregó Matos.

La gestión de los servicios de internación y ambulatorios del hospital se reorganiza durante toda la época invernal, en función de poder atender y controlar a la cantidad de niños que ingresan con signos de esta patología respiratoria.

SIGNOS DE ALARMA

Algunos de los signos de alarma para dar cuenta de que puede haber posibilidades de que el bebé o niño puede estar padeciendo una bronquiolitis son:

*Congestión nasal, tos

*Agitación

*Hundimiento de costillas

*Fiebre

*Dificultad para dormir o comer

Comentá y expresate