El dueño de la camioneta que fue brutalmente embestida por un auto en Félix U. Camet y Álvarez Condarco, se mostró shockeado por la situación y remarcó que hacía diez minutos que había bajado de la camioneta. "Gracias a Dios no estaba arriba de la camioneta, porque si no me mata", le dijo a Telediario.

"Gracias a Dios estaba enfrente, en la casa de pesca, comprando carnada porque iba a pescar. Sentimos un estruendo, nos dimos vuelta y veo mi camioneta al revés del sentido en el que estaba estacionada. Vi toda la polvareda y cuando la vi me quería morir. Me arruinó la vida, pero los fierros se arreglan y si no se arreglan se tiran. Gracias a Dios no estaba arriba, porque si no me mata", indicó Pedro Cuzzoni, el dueño de la camioneta.

"Escuché el estruendo, no vi nada. Cuando miré, vi la polvareda, la camioneta al revés...", explicó. "Hacía diez minutos que había bajado de la camioneta. Si pasaba diez minutos antes me mata, directamente", agregó.

Sobre el conductor del Volkswagen Gol que impactó a su camioneta, Cuzzoni señaló: "Se encontraba adentro del vehículo, estaba consciente, dio todos los datos. Dijo que había matado al padre y se quiso matar. Se estrelló contra la camioneta. La policía calcula que iba arriba de los 140 kilómetros por hora".

"Tenía la decisión tomada de matarse. Entre la policía y los bomberos no lo podían sacar. Después se lo llevaron", concluyó

Comentá y expresate