Pese a estar de vacaciones, Bruno, un joven de Lanús que se instaló hace unos días en Mar del Plata, emprendió una búsqueda para localizar al propietario de un auto que perdió uno de sus espejos retrovisores por una mala maniobra de un colectivero en la zona de la costa.

Según reflejó Bruno en cuenta de Twitter, el siniestro ocurrió este sábado a la tarde en la costa, entre las calles Roca y Peña. Allí el conductor de la línea provincial de colectivos 221 hizo una mala maniobra y arrancó el espejito del auto estacionado frente a la costa.

Embed

Bruno llegó a tomar nota de la patente de la unidad y se predispuso a encontrar al dueño del auto para darle mayores detalles.

Comentá y expresate