Productores tandilenses buscarán romper su propio récord al elaborar el salame más alto del mundo, que se propone superar a Estatua de la Libertad de Nueva York, cuya altura alcanza los 93 metros, informaron los organizadores del Consejo de Denominación de Origen Salame de Tandil.

La elaboración, que comenzará el sábado 8 y será parte de la 37 edición del Festival de la Sierra, buscará mejorar los 87,56 metros de longitud y 262 kilos de peso alcanzados en 2019.

Ese día, a partir de las 22 en el anfiteatro Martín Fierro, el cocinero Juan Braceli, junto a los productores que integran el Consejo, realizarán una demostración de las particularidades del proceso del chacinado, junto a diversas actividades y propuestas para el público.

Luego de ser presentado y tras validarse el nuevo récord, el salame más largo del mundo podrá ser degustado por la comunidad ya que se calcula que brindará 93.000 porciones.

En 2014, el salame del Festival de la Sierra midió 16,1 metros; en 2015, 20,9; en 2016, 28,2; en 2017, 41,9; en 2018, 53,4 y el año pasado llegó a 87,56.

Único en su especie, el Salame de Tandil cuenta con la primera denominación de origen del país para un alimento agroindustrial desde 2011, tras 15 años de estudios de factibilidad en los que trabajaron activamente las empresas chacinadoras y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.

La denominación de origen busca proteger un producto genuino e histórico de la región.

El clima, las pasturas y el ganado de la zona son claves para la obtención del sabor que distingue a este embutido en el mundo, y que se ha convertido en un clásico de las picadas de los argentinos.

Comentá y expresate