Matías Ezequiel Garnica desapareció el miércoles cuando dijo que iba a la casa de una amiga en Batán. Su padre radicó la denuncia por averiguación de paradero en la comisaría octava.

El hombre le indicó al personal policial que el pasado 30 de mayo, al regresar a su casa (también en la vecina localidad) tras unos días de ausencia, no lo encontró. El miércoles 8 de junio fue a visitar a una amiga y desde ahí no supo nada más de él ya que el teléfono celular que lleva consigo está apagado.

No es la primera vez que sucede una situación similar. Matías es de contextura física delgada, mide 1,70 metros de altura, pesa 60 kilos tiene pelo corto castaño claro y un tatuaje en la mano derecha.

Quienes tengan información sobre su paradero deberán comunicarse al 911 o a la comisaría octava.

image.png

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate