Un nuevo ataque del tirador del barrio Jorge Newbery paralizó a los vecinos, que reclaman a la Justicia y a las fuerzas policiales que se comprometan a capturarlo.

El modus operandi que advierten las tres víctimas de los disparos apuntan a una misma persona que atacó en la misma esquina, la calle 222 y Bolívar.

Después del nuevo ataque que dio a conocer este medio, Bárbara, madre de un niño de 6 años, contó a Ahora Mar del Plata que su hijo recibió un impacto en el omóplato a fines de diciembre pasado y que se salvó "de milagro".

"Vivimos a cuatro cuadras del lugar del ataque, ese día, el 26 de diciembre, fuimos a comprar al Pet Shop y cuando volvíamos por la 222 casi llegando a Bolívar escuché un sonido fuerte y un instante después mi hijo cayó desplomado en el suelo", contó la mujer, aún consternada.

Bárbara recordó que lo primero que hizo fue levantarle la remera y desde su espalda vio que caía "un río de sangre", entonces salió corriendo a su casa y de ahí llamó a la policía. "Primero le pregunté a un hombre que pasaba en un auto si sabía si eso era una bala, pero no me supo decir, entonces salí corriendo y de mi casa llamé a la policía. De mi casa salí para la salita de Ameghino", manifestó la mujer, que contó que ahí sometieron al niño a las primeras curaciones y lo derivaron a la Clínica del Niño, donde le hicieron placas.

Los estudios confirmaron que el menor fue atacado con un balín y, afortundamente, el proyectil no llegó a ingresar en su cuerpo pero "lo cortó bastante".

El objeto del ataque es el mismo que en otros casos, a una mujer que la impactaron en su cabeza y a una señora mayor que le dispararon contra su espalda.

En tanto, todas las denuncias de los ataques fueron efectuadas en la comisaría decimosegunda.

Comentá y expresate