Una joven de 21 años es intensamente buscada en Mar del Plata. Pese a que vive en situación de calle, no fue localizada en los lugares que solía frecuentar.

Se trata de Patricia Gabriela Paredes, de 1.60 m., delgada, de tez morocha, cabello negro y corto, ojos oscuros y con dos tatuajes: una “G” en la pierna izquierda y en el pecho el nombre “Carlos”. Llevaba puesta calzas negras, campera grande de color negra, una pupera y zapatillas tipo botitas color negra.

Según consta en la denuncia que radicó su madre en la comisaría sexta, la última vez que la vieron fue cerca de la casa de su tío -hermano de la denunciante- sobre el que tiene una restricción de acercamiento y desde entonces no tuvieron novedades. En ese entonces, a fines de agosto, el hombre la vio y dio aviso al 911, pero ella se fue antes de la llegada de las fuerzas de seguridad.

Paredes tiene problemas de adicción a las drogas y vivió recientemente con su abuela hasta que la echó de su casa. Desde entonces se encuentra en situación de calle aunque es asistida por CEPLE y Casa Caracol, quienes la acompañan en sus tratamientos.

La fiscal interviniente autorizó la difusión de su fotografía e instó a aquellos que tengan información la comuniquen a la policía.

Comentá y expresate