Se llama Mauricio Ríos y usa cadenas de oro. Es marplatense y fue imputado por la usurpación de una casa en Cariló. El polémico empresario fue el anfitrión de la fiesta para más de 200 personas que el domingo a la madrugada terminó con un muerto en el balneario Horizonte de Mar del Plata.

La vivienda estuvo usurpada diez meses en 2020 y la dueña, Viviana Villena, ya recuperó la posesión. El marplatense está acusado junto a otras cinco personas por la usurpación del inmueble y adulteración de la documentación pública que presentaron para constatar un supuesto alquiler.

image.png

Según publicó Clarín, Ríos habría sido el dueño de "Lo de Mauri", el restaurante de Alberti y Córdoba que fue clausurado en 2016 por falta de habilitación e higiene y mercadería en mal estado.

Además, el marplatense es uno de los dueños del café Themis, ubicado en Brown y Tucumán -frente a Tribunales- y explotaría el balneario Abracadabra, junto a la sociedad Playas de Faro SA, según publicó la Unión de Guardavidas Agremiados en 2019.

Pero no sólo eso: Ríos entregó más de 700 cheques sin fondos. El dato surge de un informe del Central de Deudores del Sistema Financiero del Banco Central, pedido por la cartera de Seguridad municipal. "Dejó un tendal", dijo Lucas Ventoso, el secretario de Seguridad de Pinamar.

La casa de Cariló fue usurpada en enero de 2020. La dueña la encontró pintada de otro color, con una cascada, una barra con bebidas, y los usurpadores le pusieron un nuevo nombre: “Volver a vivir”. Usaban la casa para reuniones sociales. “Era un quincho VIP”, dicen fuentes de la investigación.

image.png

La damnificado hizo la denuncia ante la Fiscalía Descentralizada N°5, a cargo de Eduardo Elizarraga. “Vine a veranear con mis hijos. Nos encontramos que en la propiedad estaba estacionada una Eco Sport blanca, viejita. Golpeamos la puerta y nos atienden dos personas mayores diciendo ser cuidadores”, contó Villena, la dueña de la casa.

image.png

“Dijeron que habían alquilado por dos años. Le dijimos que eso era falso. Nos dijeron: ‘Van a tener que hablar con nuestro abogado’. Era un griterío, terminamos llamando al 911. Vino la policía, que en la mano solo tuvo un contrato totalmente falso de alquiler. Y yo tenía la propiedad, tenía todo para demostrar”, agregó.

image.png

“Encontré la casa totalmente modificada, cambiado el color de la pintura, una cascada, un cartel, aires acondicionados. Había 15 personas en la pileta. Entró y salió el jardinero. Afuera había tres autos de muy alto porte, de los cuales uno sabíamos que algo estaba mal. Hicimos la denuncia y se verificó que era mellizo”, señaló.

image.png

Durante un allanamiento en la casa usurpada, los investigadores hallaron una vinoteca por el valor de unos 200 mil pesos con botellas de Escorihuela y champagne Pommery, y un cuadro de Néstor Kirchner y Cristina Fernández que los usurpadores colgaron en una pared.

image.png

Crimen

Un hombre fue asesinado el domingo a la madrugada de un balazo y otro resultó lesionado tras una pelea ocurrida durante la fiesta de cumpleaños del empresario Mauricio Ríos celebrada en el balneario Horizonte y por el crimen buscan a un sospechoso que huyó en un auto.

Efectivos de la comisaría Quinta hallaron a dos hombres heridos, uno de ellos identificado como Maximiliano Rhil (44), quien presentaba un disparo de arma de fuego.

Mientras que el otro lesionado, el empresario oriundo de la localidad bonaerense de Quilmes Oeste, Ariel Jesús Núñez (49), tenía fracturas en la pierna y tobillo derechos.

El baleado fue trasladado por personal del Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) al centro asistencial más cercano, en avenida 12 de Octubre al 440, donde Rhil, quien era un empleado de una cadena de carnicerías y residía en Ezeiza, falleció a raíz de las heridas sufridas.

En tanto, Núñez fue llevado al Hospital Privado de la Comunidad de Mar del Plata donde fue asistido de sus fracturas.

Según las fuentes, estos dos hombres fueron atacados durante una pelea que se produjo durante la fiesta que organizaba un empresario marplatense.

De acuerdo a los testimonios recabados hasta el momento por la Policía, Núñez comenzó a discutir con el agresor, quien lo lesionó en la pierna y luego se dirigió al estacionamiento donde recogió una pistola que guardaba en su auto.

Inmediatamente después, el atacante regresó a la fiesta y disparó contra Rhil y finalmente escapó en su vehículo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate