Hay una bomba en la embajada de Estados Unidos, en un coche”, había amenazado por teléfono una voz masculina en noviembre del 2017. La Policía Federal logró identificar al sospechoso de la llamada, denominado “El Tiki”, y lo detuvo este miércoles en Mar del Plata.

“No vamos a aceptar ningún tipo de intimidación. No hay lugar para estas amenazas y por eso vamos a seguir trabajando, junto a las fuerzas federales y el Poder Judicial, para que estos hechos no queden impunes”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

“El Tiki” es un ciudadano argentino de 44 años, domiciliado en la calle O’Higgins al 1300, quien no sólo había realizado amenazas contra la sede de Estados Unidos, sino que también lo había hecho contra la Quinta Presidencial de Olivos, el Congreso de la Nación y los Tribunales de Comodoro PY.

Las pesquisas para dar con este sujeto fueron realizadas por la división Investigación de Amenazas e Intimidaciones Públicas de la Policía Federal Argentina (PFA). Los detectives efectuaron intervenciones telefónicas, análisis de las comunicaciones y conforme a las conversaciones y el monitoreo de las antenas que se captaban, se estableció que el origen de las llamadas estaba en una zona del barrio Nuevo Golf.

Al triangular el movimiento de antenas, se logró determinar la identidad del individuo, quien poseía residencia en la ciudad. De esta manera, se ubicó su residencia en la calle José Martí 3389, inmueble a medio construir y que en el cual el investigado se encontraba a modo de cuidador.

Por otra parte, de la escucha del celular del investigado, el mismo comenzó a ser utilizado por otro sujeto de nombre Jonatan, con residencia en la calle Cerrito al 2100, el cual no tendría relación con El Tiki”, por lo que se presumía que el celular fue extraviado, robado, o posiblemente canjeado.

Fue así que se comisiono una brigada a fin de profundizar las tareas y corroborar que el imputado continuaba residiendo en el domicilio de la calle Martí. Los policías descubrieron que se había mudado y los vecinos aportaron su teléfono celular.

De esta manera y con tareas encubiertas, los efectivos identificaron su nuevo domicilio en la calle O`Higgins al 1300. Los miembros de la fuerza que dirige Néstor Roncaglia efectivizaron el allanamiento emitido por el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N° 3 de Mar del Plata a cargo de Santiago Inchausti, ante la Secretaria N° 8 a cargo del Pablo Dallera.

Allí detuvieron al implicado y de la requisa realizada en el lugar se secuestró un celular marca LG de la empresa Claro, un cartucho de escopeta usado y una credencial del Tiro Federal de Mar del Plata del “Curso de Primer nivel en manejo de Tiro de armas cortas”, a nombre del imputado.

Comentá y expresate