La Policía detuvo a uno de los hijos de Claudia Repetto -la mujer que fue víctima de un brutal femicidio- por formar parte de una banda que robaba autos, modificaba su numeración y los ofrecía con papeles truchos a la venta. La organización también estaba integrada por un policía al que Matías Ariel González había conocido durante la investigación por el femicidio de su madre.

Siete detenidos, ocho aprehendidos y el secuestro de droga y armas fue el saldo que dejó trece allanamientos simultáneos realizados en las últimas horas por efectivos de la DDI (Dirección Departamental de Investigaciones) en diversos domicilios y celdas de las Unidades Penales 44 y 15 de Batán.

DDI.jpg

La investigación surgió en noviembre de 2020 a partir de una denuncia presentada por el Jefe de la Planta Verificadora Vehicular de Mar del Plata, ante la aparición de un formulario de verificación policial apócrifo. Así, la titular de la Oficina de Delitos contra la Propiedad Automotor, Romina Díaz, comenzó a investigar a una banda que se dedicaba a robar autos y falsificar su documentación. Luego vendían los vehículos mediante publicaciones en las redes sociales.

El Gabinete de Delitos Automotores de la DDI realizó un allanamiento en calle 75 y Cerrito del barrio Nuevo Golf, donde secuestró un vehículo Renault Duster-Oroch que presentaba adulteración en las numeraciones de chasis y motor y tenía documentación falsa. Allí detuvieron a Matías Ariel González, hijo de Claudia Repetto, la mujer que fue víctima de un femicidio en marzo de 2020.

Los investigadores determinaron que González formaba parte de una banda que estaba integrada también por un efectivo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, a quien había conocido en el marco de la investigación del femicidio de su madre. "El policía proveía información registral sobre distintos vehículos, sumamente útil para la posterior confección de documentos falsos que facilitaban la reinserción de los rodados robados al mercado", dijeron fuentes del caso.

Según los investigadores, González "poseía una red de servicios que incluía a distintas personas, una de ellas encargada de la confección de documentación falsa, tarea llevada a cabo por una mujer con frondoso prontuario por delitos de Falsificación de Documentación Pública". Otros integrantes de la banda realizaban la adulteración de numeración registral, borrado y regrabado de cristales, cambio de chapas patentes, desguace y rearmado de vehículos.

operativo.jpg

Un efectivo del Servicio Penitenciario Bonaerense y un detenido de la Unidad Penal 15 de Batán ofrecían a la venta los autos mediante publicaciones en redes sociales y obtenían así los compradores para que González finalizara las operaciones.

Reunidos los elementos probatorios, el juez de Garantías Gabriel Bombini otorgó el allanamiento de diez domicilios y tres celdas de las Unidades Penitenciarias de Batán al quedar probada la comisión de 34 hechos delictivos de encubrimiento agravado por ánimo de lucro y uso de instrumento público falso, falsificación de instrumento público, hurto doblemente agravado por ser vehículo dejado en vía pública y el empleo de su llave verdadera, adulteración de numeración registral y robo agravado por el uso de arma de fuego.

Los allanamientos finalizaron con la detención de siete personas y ocho aprehendidos. Además, los investigadores secuestraron documentación, una camioneta con pedido de secuestro activo, tres vehículos para verificar numeraciones, un kilo de marihuana compactada y tres kilos de plantas

Comentá y expresate