Luego de que se detectara el primer caso autóctono de sarampión después de 18 años, el Ministerio de Salud instó a la población a completar el Calendario Nacional de Vacunación. Este esquema es obligatorio y las vacunas deben ser entregadas de forma gratuita por el Estado. La Organización Mundial de la Salud lo impulsa de manera global, aunque cada país -siempre según los tiempos y estándares sugeridos- lo lleva adelante.

En la Argentina, las aplicaciones se realizan en vacunatorios, centros de salud privados y hospitales públicos. La mayor parte de las vacunas se aplican durante la niñez, aunque también en el calendario se contemplan todas las franjas etarias, los factores epidemiológicos y los grupos de riesgo.

Comentá y expresate