Mar del Plata vive un comienzo de fin de semana largo atípico por la pandemia del coronavirus y la cuarentena obligatoria decretada por el presidente Alberto Fernández el jueves por la noche.

La postal durante la mañana repitió las imágenes de ayer, calles con escasa circulación, comercios con sus puertas cerradas y movimiento reducido. Además continúan los controles en los accesos a Mar del Plata. Las autoridades reiteraron la importancia de que la sociedad se quede en sus casas.

El viernes se realizaron distintos operativos donde se notificó a quienes salían a la calle sin estar entre los casos exceptuados por violar la cuarentena obligatoria.

El miércoles el intendente Guillermo Montenegro les pidió a los turistas que no vengan a Mar del Plata este fin de semana largo. Luego, a partir del decreto presidencial, cada vehículo que llega con ocupantes provenientes de otras ciudades debe regresar a su lugar de origen porque no se permite su ingreso.

Hasta el momento, en la ciudad hay un caso confirmado de coronavirus – un hombre de 71 años que está internado en la clínica 25 de Mayo en grave estado– y ocho casos sospechosos. El viernes la secretaria de Salud, Viviana Bernabei, confirmó que se habían sumado dos nuevos pacientes y se aguardan los resultados del Instituto Malbrán.

Comentá y expresate