El oficialismo se prepara para votar el Presupuesto 2019 en la Cámara de Diputados dentro de una semana. La intención del oficialismo es firmar dictamen favorable el martes próximo con apoyo de buena parte del interbloque Argentina Federal, y llevar el debate al recinto al día siguiente, tal como indicaba el plan original.

Cambiemos intentó despejar las últimas dudas del justicialismo este miércoles en una reunión encabezada por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, donde se puso sobre la mesa la posibilidad de crear un “fondo de asistencia a municipios” que temen no poder afrontar el costo del traspaso de los subsidios al transporte público.

Según señala Parlamentario, la llave para prevenir un posible conflicto por ese tema está en el proyecto para elevar el mínimo no imponible del impuesto a los Bienes Personales, lo que permitirá aumentar la recaudación hasta alcanzar un total de 35 mil millones de pesos.

La idea es echar mano a la porción del impuesto que le pertenece a la Nación -ronda el 40%- para dar respuesta a distintos reclamos en torno al Presupuesto. Son “entre 10 y 11 mil millones de pesos” que, según estiman en Cambiemos, podrían utilizarse para costear distintos pedidos del justicialismo por la vía de un acuerdo político.

Además de la compensación adicional a municipios por el traspaso del transporte, el oficialismo no descarta destinar ese fondo a subsanar el ajuste en el INTA y en el área de ciencia y tecnología, y hasta devolver a la provincia de La Rioja el punto de coparticipación perdido hace 30 años -una meta más ambiciosa-.

Esos son los “cabos sueltos” que Cambiemos espera cerrar antes del martes, cuando se reúna la Comisión de Presupuesto para dictaminar el proyecto. En el oficialismo creen que el texto se debatió lo suficiente en ese ámbito y es por eso que no darán vueltas en pedir una sesión especial para el día siguiente.

Antes habrá un paso intermedio: este jueves a las 10 se reunirá la comisión presidida por Luciano Laspina (Pro) para avanzar con otros tres dictámenes. Son los de la adenda fiscal firmada por 18 gobernadores, la suba de la alícuota de Bienes Personales y el revalúo de ganancias de las empresas. Temas sobre los cuales no habría mayor discusión.

Para ganar unos días y ajustar los últimos detalles, el oficialismo decidió “patear” el Presupuesto para la semana que viene. “Dilatamos el dictamen porque queremos minimizar lo más posible la discusión en particular en el recinto”, explicó un diputado de Cambiemos, que calcula “entre 133 y 134 votos” a favor del proyecto.

En el tablero del oficialismo no figura el Frente Renovador -se abstendría o votaría en contra-, ni mucho menos el Frente para la Victoria-PJ. En tanto, en Argentina Federal podría haber una fractura entre los diputados sin gobernadores a los que responder, y aquellos que están atados a la responsabilidad de gestión.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate