Los Denver Nuggets siguen sumando victorias.El equipo de Michael Malone llegó a su séptimo triunfo en sus últimas ocho presentaciones, tras vencer a los New Orleans Pelicans por 114-112. Un final que debió ser más abierto de no ser por una seguidilla de errores de los Nuggets, que sumada a la eficacia perimetral de su rival, le pusieron suspenso a una historia que parecía estar absolutamente terminada.

Más allá del mal cierre, vimos otra muy buena presentación de los Nuggets. Dominando el partido de punta a punta, con un altísimo volumen de juego. La brecha fue de solo dos unidades, pero la superioridad de Denver durante los 48 minutos fue notoria. Y de no ser por ese desenlace y por haber fallado varios triples abiertos durante toda la noche, el encuentro tranquilamente podría haber terminado con diferencias cercanas a las 15 o 20 tantos.

Nikola Jokic y Michael Porter Jr. volvieron a tener actuaciones sobresalientes. El serbio sumó 32 puntos, 8 asistencias y 7 rebotes, además de 3 robos y 3 tapones. Todo lanzando un 12-20 de campo, un 2-4 en triples y teniendo la acción defensiva ganadora. Si le faltaba algo, un rendimiento que parece poco menos que ir dejándole el MVP en sus manos.

Lo MPJ no se queda atrás: 28 puntos, 8 rebotes y un 12-21 de campo. Cuarto partido consecutivo anotando al menos 26 puntos, en un tramo en el que el alero promedia 31 unidades. Su equipo necesitaba un crecimiento semejante desde la baja de Jamal Murray y el oriundo de Missouri está respondiendo con creces.

La otra pata de la labor de Denver fue la gran actuación de Facundo Campazzo, quien hizo realmente de todo: 19 puntos (tope personal), 10 asistencias (primer doble-doble NBA), 6 rebotes (tope personal), 2 robos, 1 tapa, lanzó un 6-9 de campo, un 3-6 en triples y un perfecto 4-4 en libres. Ah y encima consiguió 15 puntos en el último cuarto. Fenomenal nivel del ex Real Madrid, a quien se lo nota cada día con mayor confianza y agresividad para tomar decisiones con la bola. Otra excelente noticia para los de Malone.

Por el lado de los Pelicans, que empiezan a despedirse de la chance del Play-In, aparecieron 27 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias de Brandon Ingram, junto a 21 puntos de Zion Williamson. Sin embargo, no fue una buena noche para el ex de Duke: solo 2 rebotes, 0 asistencias y un 8-17 de cancha que está muy por debajo de su producción habitual.

Fuente: NBA Argentina

Comentá y expresate