El jefe de asesores bonaerense, Carlos Bianco, indicó que el gobierno provincial tiene “previstas y en ejecución obras por 534 millones de pesos”. “No me parece que eso sea cerrar el grifo”, dijo en respuesta las críticas del intendente Guillermo Montenegro, quien habló de “discriminación y abandono de Nación y Provincia hacia Mar del Plata”.

“La Provincia asistió con más de 200 millones de pesos en la pandemia al municipio para que pudiera pagar salarios en tiempo y forma; se entregó muchísimo equipamiento para Salud. El Banco Provincia ha dado créditos en todo el distrito por 28 millones de pesos desde que comenzó la gestión; hay obras que se están finalizando, convenios con la Municipalidad, trabajos que lleva adelante el Ministerio de Infraestructura. También se trabaja en el proyecto de circunvalación”, enumeró en una entrevista con Ahora Noticias.

Para Bianco, General Pueyrredon “ha tenido una asistencia financiera y de obra pública histórica durante el mandato del gobernador Axel Kicillof”. “No se le cerró el grifo a Mar del Plata, estamos dando toda la asistencia que necesita en tanto y en cuanto existan los recursos en la provincia de Buenos Aires”.

Sobre la situación económica del país, expresó que la corrida cambiaria “no comenzó con la renuncia desprolija e irresponsable de Martín Guzmán, empezó 10 días antes con los dichos de los economistas de la oposición y de Patricia Bullrich, que dieron a entender que no se iban a cumplir con los vencimientos de títulos en pesos”. “Y se profundizó con la renuncia desprolija e irresponsable de Guzmán”, reiteró.

Resaltó, en este sentido, que la ministra de Economía, Silvina Batakis, “tratando de trabajar para estabilizar el mercado de cambio”. Sin embargo, afirmó que ve el presente “con preocupación”.

El escenario económico de la Argentina “no es una situación cómoda”, consideró Bianco y destacó que “lo primero que se debe lograr es estabilizar el mercado de cambios y luego profundizar las medidas que mejoren las condiciones materiales de vida de los argentinos”.

También habló de lo que resta la gestión del gobierno bonaerense, que está enmarcado en cuatro prioridades: “educación, salud, producción y trabajo”. El funcionario dijo que Kicillof tiene una “obsesión” por avanzar en la obra pública. Pero también con las otras áreas, como seguridad, “que el camino de solución está marcado y hay que seguir trabajando”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate