Un hombre de 60 años abusó de una niña y la Justicia sólo le dictó una prohibición de acercamiento. La medida causó indignación entre los vecinos de la localidad bonaerense de Rojas.

Embed

La nena, de 10 años, denunció que el carnicero de un supermercado chino la besó en reiteradas oportunidades y la abrazó sin su consentimiento. Ante esto, sus familiares recurrieron a la Comisaría de la Mujer y la Familiapara realizar la presentación correspondiente.

El hecho ocurrió el domingo pasado pero ya había sucedido en otras ocasiones. Sin embargo, la jueza subrogante del Juzgado de Paz Letrado de Rojas del Departamento Judicial de Junín, Pilar Belén Ibarra, dictó un fallo que generó bronca e indignación ya que el abusador seguirá en libertad y su lugar de trabajo queda a escasos metros de la vivienda de la niña.

carnicero beso nena.jpg

La magistrada resolvió una medida cautelar precautoria que establece el impedimento para que el abusador de la nena tenga acceso a la casa de la víctima y le impuso un radio de prohibición de exclusión de 150 metros a la redonda.

La medida judicial generó indignación, ya que la casa donde habita la niña se ubica a menos de 150 metros del supermercado chino donde trabaja el abusador.

Comentá y expresate