La líder de la CC-ARI, Elisa Carrió, volvió a defender la decisión del Gobierno de acudir al Fondo Monetario Internacional (FMI) y reiteró que hay sectores que quieren "derrocar" a Mauricio Macri.

"Pueden estar en desacuerdo, pero lo que no pueden querer es que el gobierno de Macri caiga. He defendido al gobierno de Cristina muchas veces cuando lo querían hacer caer", sostuvo.

Durante su participación en el programa de Mirtha Legrand, que se emite por El Trece, la referente de Cambiemos dijo que desconocía cuánto dinero le prestará el FMI a la Casa Rosada. "No tengo ni idea cuánto nos van a prestar. Es un seguro contra el golpe", apuntó.

Y agregó: "No son momentos fáciles para el mundo. Europa y el euro se están cayendo. Me preocupa la xenofobia, el fascismo y la persecución".

Además, ratificó sus dichos contra el empresario Eduardo Eurnekian, a quien había involucrado en un supuesto intento golpista contra la administración de Macri. Eurnekian le respondió a través de una solicitada publicada en la edición impresa de La Nación. "Debo recordarle que injuriar y calumniar reiteradamente, desde la inmunidad (e impunidad) que conceden los fueros parlamentarios, es la forma más perversa de corrupción", dijo el empresario.

Carrió sostuvo que el empresario invitó al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, a un almuerzo con directivos de la Unión Industrial Argentina (UIA) en plena crisis cambiaria. La diputada calificó ese encuentro de "golpista". "No me gustan ese tipo de reuniones", señaló.

En la solicitada titulada "La difamación es la más perversa de las corrupciones", el presidente de Corporación América dijo que ya tomó "los recaudos legales del caso" para que la diputada "materialice formalmente ante los Tribunales sus juicios de valor con sus fundamentos".

Comentá y expresate