Los trabajadores de Administración Maestranza y Servicios de los Casinos Provinciales rechazaron este viernes por unanimidad la oferta salarial que realizó el gobierno bonaerense para lo que resta del 2018 y el 2019.

“La oferta consistía en un mísero 2% para cerrar el 2018 y un bono no remunerativo de $7000, que es abarcado por el Impuesto a las ganancias. Asimismo se contemplaba una pauta del 20% en 6 cuotas para todo 2019 y un aumento para gastos por desarraigos del personal que es trasladado a otras salas de solo el 20%”, explicaron en un comunicado.

El secretario General, Roberto Páez, afirmo que “con una inflación en 2018 cercana al 50% y perspectivas para el 2019 poco alentadoras, es una ofensa que el gobierno provincial pretenda que los trabajadores aprobemos un ajuste feroz en nuestro salario, mientras se compensa por la devaluacion a los grandes empresarios ligados al poder”.

Asimismo, los trabajadores manifestaron que “el cierre de Salas de juego Estatal para favorecer a los bingos, y la creación de plataformas privadas de juego online”, muestran la verdadera política que Vidal propone en materia de Juego en el territorio Bonaerense. “Al igual que su jefe político (Macri), la gobernadora utiliza a los trabajadores como la variable de ajuste en esta fiesta que solo es para los más ricos”, concluyeron.

Comentá y expresate