Casineros realizaron una movilización este viernes en Mar del Plata y confirmaron un paro para el próximo jueves, luego de la decisión del gobierno provincial de cerrar tres salas de juego.

Vidal dará de baja los casinos de Mar de Ajó, Valeria del Mar y Necochea, además del bingo de Temperley, con prórroga vencida en diciembre del año pasado. Asimismo, la Provincia llamará a licitación para las 3800 máquinas tragamonedas, para la administración y control, por 20 años. Los empleados serán reubicados en otros casinos.

Además, la Provincia reforzará la asistencia a las personas que padecen ludopatía a través de diez centros de atención distribuidos en el Gran Buenos Aires, que atienden a adictos al juego, y también a sus familiares.

La medida de cerrar los tres casinos no cayó bien en los casineros, que este viernes realizaron una protesta en las puertas del Casino Central de Mar del Plata y anunciaron la medida de fuerza para el próximo jueves.

Comentá y expresate