Los padres de los diez rugbiers acusados por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell rompieron el silencio y emitieron un comunicado conjunto en el que defendieron a su abogado, Hugo Tomei, y cuestionaron a los letrados que opinan sobre caso en los medios de comunicación.

“Ante las reiteradas e insistentes manifestaciones públicas en los diferentes medios masivos de comunicación por profesionales de derecho, algunas de las cuales atentan contra la ética profesional que dicen ejercer, hacemos saber que el núcleo familiar de cada uno de nuestros hijos vinculados en la instrucción penal, jamás intentó comunicarse de manera individual o conjunta, personal o telefónica, con ningún letrado que no fuera el doctor Hugo Tomei, cuyo ejercicio profesional merece nuestra plena confianza y la de nuestros hijos”, señalaron el texto.

Al mismo tiempo, indicaron que el “silencio ante los medios” de Tomei es la forma que tienen las familias de manifestarse “ante el dolor que nos abruma a todos, puesto que también somos padres”. “Rechazaríamos que el profesional designado recorra espacios televisivos para fomentar en cada momento la revictimización”, remarcaron.

Por último, agradecieron “el interés de aquellos abogados que han ofrecido sus servicios comunicándose con las diferentes familias para actuar en defensa de los derechos de nuestros hijos en el marco del expediente indicado”.

El comunicado lleva la firma de familiares de los ocho detenidos (Enzo Comelli, Ayrton Viollaz, Máximo Thomsen, Matías Benicelli, Blas Cinalli y Ciro, Luciano y Lucas Pertossi), y de los dos beneficiados con prisión domiciliaria (Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi).

Este miércoles, la Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores fijó una audiencia oral para la semana próxima la fiscalía y los abogados de los papás de Fernando Báez Sosa (18) expongan sus argumentos. Luego se definirá si confirma o modifica las prisiones preventivas de los presos por el asesinato del joven de 19 años.

Comentá y expresate