Uno de los acompañantes que iba en el auto que manejaba Federico Sasso reconoció ante los jueces del Tribunal Oral en lo Criminal N°1 que el joven manejaba "rápido" al momento de terminar con la vida de Lucía Bernaola.

Jerónimo Leguizamón, que viajaba en el auto del joven acusado, respondió las preguntas de los abogados de la familia de Lucía y aseguró que en ocasiones anteriores le había pedido que "maneje más tranquilo".

El joven contó que en el año que transcurrió el accidente "estaba estudiando en Balcarce y pasaba los fin de semana en la ciudad" alojado en la casa de sus padres.

Además, Leguizamón detalló ante los jueces que esa noche habían tomado "una botella de ron" marca "Havanna".

Luego de la declaración de los acompañantes de Sasso, el viernes será el turno de que se presenten los peritos y el lunes darán lugar a los alegatos.

El 4 de junio del 2017 Sasso atropelló a Bernaola en Alberti y la costa. Además, otros ocho jóvenes resultaron heridos. El hecho ocurrió cuando un grupo de jóvenes iban caminando por el paseo costero a la altura de Cabo Corrientes y fueron sorprendidos por un auto Renault Clio que se subió a la vereda a alta velocidad y los embistió.

Ese vehículo era conducido por Sasso, que en ese entonces tenía 19 años y circulaba alcoholizado. En un primer momento, el conductor intentó darse a la fuga pero al cabo de unos minutos volvió al lugar del hecho y los efectivos verificaron que tenía 1,23 miligramos de alcohol en sangre, más del doble de la cantidad permitida en ese momento por ley.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate