La policía detuvo a una mujer considerada como posible autora del crimen de Karina Fragoso, baleada en la cabeza mientras caminaba por calle México hacia la intersección de Castelli, caso ocurrido el pasado jueves 5 a la noche.

Embed

El fiscal Leandro Arévalo, a cargo de la investigación y a partir de un conjunto de evidencias recolectadas en estos días, solicitó y logró que la justicia de Garantías autorice la detención de esta mujer a la que los efectivos de la DDI la capturaron mientras caminaba por la zona de Chile y Castelli, a unos 200 metros del lugar donde se cometió aquel crimen.

karina fragoso homicidio.png

Se llama Eugenia Natividad Argañaraz y tiene 26 años. Se pudo saber que tiene antecedentes por robo agravado por uso de armas, robo en tentativa, robo y hurgo. Además, según fuentes policiales, también estuvo investigada por el crimen del médico Roberto Tortorella, ocurrido en marzo de 2017.

Por lo pronto se dispuso su detención y alojamiento en la sede del Destacamento de la Mujer, donde esperará el momento de comparecer y afrontar declaración indagatoria ante el fiscal.

El caso había generado muchas dudas entre los investigadores. En principio porque el móvil del asesinato no estaba claro. A Fragoso le dispararon en la cabeza pero no le robaron nada, aun cuando tenía una bolsa y llevaba entre sus pertenencia su teléfono celular.

Embed

La hipótesis de un asesinato por encargo o un ajuste de cuentas tampoco quedaba clara porque no encontraban motivos que lo justifiquen. No se le conocían a ella rencillas personales y antecedentes de relaciones de tensión con ninguna persona. Quien era su pareja, Edgardo Laportilla, así lo confirmó durante su paso por Canal 10.

Sus últimos pasos con vida habían quedado registrados por la cámara de seguridad de una vivienda particular que permite verla apenas bajada del colectivo. Acelera el paso mientras busca algo entre la bolsa que lleva en una mano. Posiblemente pretendía hacerse de las llaves. Entonces se ve una persona correr tras sus pasos. Desde otra toma ya se los ve frente a frente. Al menos en el registro que tomó difusión, no se ve el disparo.

Ese desconocido, con capucha puesta que impide ver el rostro, parecía ser un joven delgado y atlético. De la investigación surgió que podría ser Argañaraz, que vive en la zona y tiene antecedentes por robo. Así se profundizó la investigación y se sumaron pistas que llevaron a esta mujer a ser ahora la principal acusada por el crimen de Fragoso.

Comentá y expresate