Lucía y Camila se conocieron hace más de cuatro años cuando surfeaban en la playa Waikiki. Desde ese entonces forjaron una amistad que se vio interrumpida por la imprudencia de Federico Sasso.

Para Camila, las últimas palabras que emitió Sasso durante el juicio no fueron de importancia: "La verdad no me movió un pelo, si él de verdad sintiera dolor por lo que hizo hubiese aceptado la culpa frente a los jueces".

"El sabía que subirse a un auto alcoholizado podía causar cualquier desastre, desde matarse él, a sus acompañantes y hasta peatones, como paso con Lucía", afirmó a Ahora Mar del Plata una de las mejores amigas de Lucía.

Respecto a lo que sucederá el 5 de abril, el día que el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 leerá el veredicto final, Camila espera que a Sasso "le den los 12 años, sin privilegiosy que se cambie la carátula a homicidio con dolo eventual, ya que hay muchísimas pruebas que lo demuestran".

Además, la joven de 18 años cargó contra declaración de la madre de Federico Sasso, Viviana Navarro: "Me parece que estuvo fuera de lugar, nunca se le cayó una lagrima y nunca se acercó a la familia de Lucía a hablar o pedir disculpas, apareció dos años después", contó.

"Espero y deseo que por una vez la justicia sea justa, y no apañe a un homicida", finalizó.

lucia y camila

El 4 de junio del 2017 Sasso atropelló y mató a Bernaola en Alberti y la costa. Además, otros ocho jóvenes resultaron heridos. El hecho ocurrió cuando un grupo de jóvenes iban caminando por el paseo costero a la altura de Cabo Corrientes y fueron sorprendidos por un auto Renault Clio que se subió a la vereda a alta velocidad y los embistió.

Ese vehículo era conducido por Sasso, que en ese entonces tenía 19 años y circulaba alcoholizado. En un primer momento, el conductor intentó darse a la fuga pero al cabo de unos minutos volvió al lugar del hecho y los efectivos verificaron que tenía 1,23 miligramos de alcohol en sangre, más del doble de la cantidad permitida en ese momento por ley.

Comentá y expresate