El menor detenido por el crimen de Tomás Carlos Marcos se negó a declarar este viernes ante la fiscal de menores Mariana Baqueiro. De esta forma, seguirá alojado en el instituto de menores de Batán.

Según contó la fiscal, el adolescente tenía antecedentes por robo automotor pero nunca con tenencia de arma de fuego. Además, detalló que no disparó el arma que mató a Marcos.

Con esta determinación del Ministerio Público Fiscal, se complica aún más la situación judicial de Nicolás Sebastián Pérez, el joven de 18 años, que fue detenido en una serie de allanamientos en el barrio Santa Celina. Para los investigadores, Pérez fue quien asesinó a Marcos de un balazo en la nuca.

Los datos preliminares de la autopsia señalan que Marcos fue asesinado a un metro de distancia con un revólver calibre 38. La información se desprende de un primer estudio y análisis que hizo el cuerpo forense del cadáver.

El hecho ocurrió el martes en la calle Belgrano entre 20 de Septiembre y 14 de Julio. De acuerdo a la investigación, los delincuentes, que estaban a bordo de una moto, interceptaron a la víctima que iba a bordo de otra moto marca Yamaha XTZ de 125 cilindradas y a punta de arma le exigieron el rodado.

Al intentan escapar del robo, el delincuente de 18 años, que oficiaba como acompañante, disparó contra la víctima, provocándole un impacto de bala en la nuca que le quitó la vida.

Comentá y expresate