“Para la imputación que se arrastrara durante diecisiete años contra el acusado de este juicio no hay pruebas suficientes”, explica el fallo. “A partir del inconcluyente resultado de la pericia de ADN respecto del acusado, con el trasfondo y las contradicciones que quitan entidad convictiva al testimonio de Hasen y lo poco o nada que agregan el resto de las pruebas, debe concluirse que no se ha probado en este juicio la coautoría de Panadero en los hechos de la acusación”, argumentaron los jueces.

En otro tramo de las conclusiones, el fallo de los jueces determinó que “la versión de Hasen (NdeR: uno de los testigos) contiene circunstancias ‘de película’, circunstancias que no se logran corroborar con otra prueba. Además de eso, su testimonio choca con el de personas cuyas credibilidades no han sido puestas en duda por las partes”. “No hay prueba de cargo suficiente, la absolución es lo que corresponde”, agregaron los jueces.

Panadero es el cuarto policía implicado en el homicidio de la joven. Estaba acusado por la violación y muerte de la joven. En el primer juicio también había sido absuelto. Por este caso ya fueron condenados a perpetua los efectivos Ricardo Anselmini, Oscar Echenique y Ricardo Suárez.

Comentá y expresate