La familia de Santiago Gómez Dalponte, el joven que murió tras ser atropellado en Mar Chiquita por un bombero voluntario que se encuentra en libertad, espera que se eleve la causa a juicio.

“El proceso ya pasó, esperamos que se eleve la causa a juicio", expresó María, madre del joven. "Mi hijo me vino a visitar, salía a correr siempre 20 kilómetros. Ese día Mauro Donofrio, un bombero que andaba en exceso de velocidad, mató a mi hijo en el acto cuando lo atropelló frente a la comisaría”, relató.

La causa finalizó su etapa probatoria y los familiares solicitan que continúe su curso. “Él no está detenido, nunca se le quitó el carnet y se le benefició siendo una persona procesada. La municipalidad le dio un trabajo, habiendo gente idónea se ocupó a alguien que mató a una persona”, dijo la madre de la víctima.

Según aseguró, el hecho ocurrió en plena temporada y hubo testigos del accidente. "Está comprobado que iba en exceso de velocidad, que fue el homicida, arrastró casi 40 metros el cuerpo de mi hijo", sostuvo.

"Hay denuncias de vecinos. Decíamos que iba a matar a alguien pero nunca pensé que iba a ser mi hijo", concluyó.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate