Tras una breve persecución, la Policía detuvo este viernes a otro joven por el crimen del comerciante peruano Gerard Borja Pastrana, de 28 años, quien fue ultimado de un balazo.

El acusado fue identificado como Alejandro Gamarra, de 20 años, y quedó detenido en la cárcel de Batán. Este sábado será traslado a Tribunales para declarar ante el fiscal del caso Leandro Arévalo.

Gamara, que posee frondosos antecedentes penales por robo agravado, hurto y portación ilegal de arma de fuego, cayó en Piedrabuena y Carpintero tras una persecución policial que comenzó en Einstein y Newbery.

La semana pasada había sido detenidoen el centro de la ciudad el primer acusado del crimen cuando circulaba en el auto que se dieron a la fuga los delincuentes, y que mañana será indagado.

EL CASO

El comerciante fue asesinado de un disparo el 16 de octubre en 9 de julio entre Yrigoyen y Mitre, en pleno barrio La Perla, cuando el dueño del negocio estaba a punto de bajar la persiana.

La víctima, de nacionalidad peruana, fue abordada en el comercio en la que trabajaba por un grupo de delincuentes que se llevaron la recaudación del día y antes de retirarse del lugar le propinaron un disparo.

Según detallaron fuentes del hospital Regional a Ahora Mar del Plata, el joven ingresó al nosocomio a las 23.10 sin signos vitales. El impacto de bala lo recibió en el tórax.

La víctima fue identificada como Gerard Borja Pastrana. Al momento del asalto no estaba sólo, se encontraba con otra empleada del comercio que no resulto herida.

LA VÍCTIMA

Borja Pastrana tenía una hija de cuatro años que vive en Lima con su madre. Él actualmente estaba en pareja con una mujer en Mar del Plata.

Hacía unos cinco años que había llegado al país junto con su mamá, su hermano mayor y su hermana menor.

Sus familiares en Perú utilizaron sus cuentas de Facebook para rendirle un homenaje a la distancia e implorar el pedido de justicia.

Comentá y expresate