Tres delincuentes fueron detenidos tras una persecución policial luego de cometer una entradera en la zona de Punta Mogotes. Se trata de un joven de 20 años y dos adolescentes que ya habían participado en hechos similares.

La banda cayó tras cometer un robo en General Pacheco al 2800, cuando un hombre que ingresaba a su casa fue sorprendido por dos ladrones armados que irrumpieron en la vivienda y tras reducirlo le sustrajeron dos teléfonos celulares y se fugaron.

Luego de dar aviso a la Policía, los efectivos montaron un operativo cerrojo y divisaron el auto en el que se trasladaban los sospechosos, un Chevrolet Corsa gris, en Vucetich y Avenida Fortunato de la Plaza. Al advertir la presencia policial, los ocupantes intentaron escapar e inició una persecución que terminó en Triunvirato y Fortunato de la Plaza.

Allí los agentes de la comisaría quinta aprehendieron a dos adolescentes de 17 años y un joven de 20, quienes tenían en su poder los teléfonos celulares robados.

El hecho fue caratulado como “robo agravado por uso de arma de fuego apta para el disparo en poblado y en banda”. Los menores quedaron alojados en el Centro de Contención Cerrado de Menores de Batán, y el joven de 20 años fue trasladado a la unidad penal N° 44 de Batán.

Uno de los menores aprehendidos es hijo de Malvina Samudio, la mujer quien fue condenada a seis años y seis meses de prisión en octubre de 2017 por monitorear movimientos del personal policial por medio de un Handy y aportar esa información a delincuentes, entre ellos su hijo.

Comentá y expresate