Rosario Central se sacó la mufa después de tres finales perdidas y ganó la Copa Argentina por primera vez. Fue tras empatar 1-1 en los 90 minutos (Zampedri y Faravelli) y con un contundente 4-1 en la definición por penales para alcanzar el título 11 de su historia.

Embed
Embed
Embed

Comentá y expresate