Un adolescente de 16 años está internado en grave estado en el Hospital Interzonal, luego de dispararse de forma accidental en la cabeza mientras jugaba con un arma de fuego en el barrio Cerrito Sur.

El hecho ocurrió el domingo, cuando el chico, acompañado por otros tres adolescentes, caminaba con un revólver calibre 22 por las calles Santa Cecilia y William Morris. Mientras manipulaba el arma, se disparó en la cabeza y quedó tendido en el suelo.

Mientras sus amigos intentaban asistirlo, una ambulancia llegó al lugar y trasladó al joven hasta el hospital interzonal.

Según confirmaron fuentes oficiales a Ahora Mar del Plata, el adolescente sigue en estado delicado. "Está grave y con asistencia mecánica respiratoria", explicaron desde el Hospital Interzonal.

Comentá y expresate