La crisis sigue golpeando fuerte a Mar del Plata. La tradicional confitería Piazza de Alem y la Costa cerro sus puertas y 20 empleados quedaron en la calle.

Los empresarios ya enviaron el telegrama de despido a los trabajadores y sólo pretenden pagarle el 50% de la indemnización. Según detallaron desde el Sindicato de Pasteleros de Mar del Plata a este medio, buscarán la "reincorporación de los trabajadores en las otras dos sucursales que la empresa tiene en la ciudad".

La marca tiene un local en el complejo La Normandina y otro sobre la avenida Jara, que todavía mantienen sus puertas abiertas al público.

Este miércoles los trabajadores intentaron quedarse en la sede de Alem pero fueron desalojados. Ahora los representantes gremiales y los empresarios deberán negociar en el Ministerio de Trabajo provincial.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate