Un tradicional restaurantes de Mar del Plata debió cerrar sus puertas por la pandemia: se trata de La Nueva Caracola, ubicado en el Centro Comercial del Puerto.

El dueño de otro restaurante, Málaga, ubicado en 25 de Mayo y Guido. decidió venderlo y lo mantienen abierto tres mediodías por semana.

La información fue confirmada por la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA). “La Caracola y Málaga son dos nombres emblemáticos, pero sobre todo son decenas de trabajadores desocupados más que nos duelen, junto a los de Pehuen y tantos otros que ya hemos enumerado”.

Los cierres se dieron por la “insostenible situación que llevó a los establecimientos gastronómicos de la ciudad, sumado ahora el retroceso a Fase 3”.

“Desde la noche del viernes muchos negocios cerraron sin saber si van a volver a abrir. Muchos que cumplieron con los protocolos solicitados por los gobiernos a rajatablas. Y no hablamos de los locales o empresarios: hablamos sobre todo de los trabajadores, que son los que tienen el contacto directo con el lugar en el que se encuentran, el alimento y sobre todo, con el cliente que eligió ese espacio”, explicaron desde Uthgra.

Desde el gremio coinciden con la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica en que la actividad gastronómica, con los protocolos adecuados, los controles y sanciones sobre aquellos que no cumplen, podría seguir funcionando en Fase 3.

"Lo dijimos días atrás y lo reiteramos, nos preocupa la salud de todos los marplatenses. Y dentro de la salud el alimento es fundamental. Por eso nuestros trabajadores, los más afectados en esta cadena, necesitan volver a la actividad", completaron.

Comentá y expresate