Este jueves finalizó la campaña electoral para los candidatos a presidente en Chile. La campaña fue ajustada e intensa y, según los sondeos, los comicios serán muy reñidos. Como favoritos llegan el izquierdista Gabriel Boric y el ultraconservador José Antonio Kast.

Como tercer candidato según los sondeos llega Sebastián Sichel, del oficialismo que aún tiene a Piñera en la presidencia. Los sondeos también indican que Sichel tiene probabilidades de superar el corte y pasar a la segunda vuelta, sin embargo, con la drástica caída de la popularidad de Piñera, el partido de centro-derecha corre de atrás para estas elecciones.

La coalición de izquierda, Frente Amplio, sugiere abandonar el modelo que hasta ahora ha seguido Chile y dar un giro que incremente con intensidad el papel del Estado, aumente para ello la carga tributaria y revise los acuerdos de comercio que Chile ha suscrito. Este frente aglutina la mirada de las nuevas generaciones con alta sensibilidad hacia las identidades de toda índole, sexuales, étnicas, de género.

image.png

En la contracara, el candidato ultraconservador José Antonio Kast, propone en sus discursos ideas radicalmente conservadores: unidad nacional, respeto por la tradición, disminución del papel del Estado. La diversidad sexual y familiar, la agenda de género y etnias y el acceso al aborto son cuestiones rechazadas por su fuerza política.

Kast ha aprovechado la violencia y el desorden de las protestas en Chile, que fueron justificadas por Frente Amplio, para hacer crecer su intención de voto. "En Chile hay terrorismo y algunos simplemente no quieren abrir los ojos. Con toda la fuerza, no queda otra. Hay que terminar con el terrorismo!", publicó a través de su cuenta de Twitter en los últimos días.

image.png

Más alejados de los extremos se encuentran los candidatos Yasna Provoste por la centroizquierda y Sebastián Sichel, por la centroderecha.

Provoste es la única mujer en carrera por la presidencia. "Chile, nuestra familia, está pasando hoy un momento decisivo. Podemos dar un gran salto al futuro o podemos perder todo lo avanzado", dijo en uno de sus últimos spots y luego hizo referencia a las históricas protestas en el país cordillerano: "Hace dos años Chile estalló, dijo 'basta de abusos, queremos justicia', 'queremos dignidad': un grito que se escuchó en todo Chile. Siento la responsabilidad de responder a ese clamor, no permitir la vuelta atrás".

Luego, apuntando contra Kast, dijo: "Aquel que quiere cerrar los ojos a la realidad, que busca cerrar el Ministerio de la Mujer, apagar la violencia con más violencia, disminuir los impuestos a los más ricos y mantener las AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones), no ha entendido ese arrollador avance del nuevo país que surge".

image.png

Sebastián Sichel, por su parte, llegó como candidato independiente y ganó las primarias de la derecha. En él se nuclean los sectores más liberales. Posee una agenda liberal en la esfera de la cultura, y ha subrayado que para los próximos años no hay atajos y que el gradualismo es el único camino para atender las demandas sociales -especialmente en vejez y enfermedad.

image.png

Estas elecciones presidenciales llegan en un momento crucial para Chile, que está en proceso de modificar su Constitución, que data desde la dictadura de Augusto Pinochet. La Convención Constituyente cuenta con la presidencia de una profesora mapuche, Elisa Loncón, quien aseveró en múltiples oportunidades que la nueva Carta Magna convertirá a Chile en una nación plurinacional y considerará en mayor medida la diversidad de género.

"La voz de ustedes es fundamental para profundizar la democracia. Chile despertó y nunca más las transformaciones serán sin nosotros, por ello los invito este domingo a votar. ¡Juntos escribiremos la historia!", escribió en su cuenta de Twitter.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate