El gobierno chino no participará de una segunda fase de investigación sobre el origen del coronavirus llevada a cabo por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un alto funcionario de la salud de China anunció que no participarían en la investigación luego de que en la propuesta se incluyera la posibilidad de que el virus se filtró desde un laboratorio en Wuhan.

En una conferencia de prensa, el subdirector de la Comisión Nacional de Salud, Zeng Yixin, dijo que se había sorprendido cuando vio que la fuga de un laboratorio figuraba como un objetivo de la investigación.

"En algunos aspectos, el plan de la OMS para la próxima fase de investigación del origen del coronavirus no respeta el sentido común y va en contra de la ciencia. Es imposible que aceptemos tal plan", dijo Yixin.

También dijo que el laboratorio de la ciudad de Wuhan no tiene virus que puedan infectar directamente a humanos.

La propuesta de la OMS es para reactivar las investigaciones y esta segunda fase incluía estudios y auditorías en laboratorios de Wuhan.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la OMS, presentó el plan a los estados miembro el viernes, un día después de decir que las investigaciones se veían obstaculizadas por la falta de datos sin procesar sobre los primeros días de propagación del COVID-19 en China.

En un informe en conjunto entre un equipo de la OMS e investigadores chinos de marzo se estima que el virus se había transmitido de murciélagos a humanos a través de otro animal.

Sin embargo, algunos países occidentales, como Estados Unidos, exigen a la OMS que se continúe con la investigación y que se audite al Instituto de Virología de Wuhan.

El director de la Organización Mundial de la Salud dijo: “Esperamos que haya una mejor cooperación para que sepamos qué pasó realmente”, refiriéndose a China.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijiang, dijo en respuesta que el gobierno había cooperado plenamente con la investigación inicial y refutó las acusaciones de que a los investigadores se les había negado el acceso a cualquier ubicación o información.

En junio, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, advirtió a China sobre las consecuencias de no cooperar con la investigación. Dijo que China debe decidir si “permiten una investigación real para averiguar de dónde ha salido esto o afrontarán el aislamiento en la comunidad internacional".

Comentá y expresate