Un equipo de ingenieros con sede en la ciudad china de Tianjin ha desarrollado un coche eléctrico que se alimenta completamente con energía solar y no utiliza combustibles fósiles ni fuentes de energía externas, lo que lo hace verdaderamente libre de emisiones, según un informe de medios locales citado por Electrek.

El primero auto del país alimentado exclusivamente con energía solar ha empezado una gira de prueba por la China continental. El coche, llamado también Tianjin, fue desarrollado en solo cinco meses por 42 empresas y tres universidades del país.

La superficie de los paneles solares del automóvil es de 8,1 metros cuadrados, mientras que la relación de energía de la batería alcanza los 330 Wh/kg. Sus baterías generan un máximo de 7,6 kWh de electricidad en un día soleado.

Su nivel de conducción autónoma es muy alto, de L4 o más. El nivel L4 de automatización supone que un coche reacciona por sí mismo y sin intervención humana ante cualquier situación, imprevisto o fallo.

El Tianjin se posiciona como un automóvil compacto con un diseño de tres asientos. El vehículo mide 4.080 mm de largo, 1.770 mm de ancho y 1.811 mm de alto, con una distancia entre ejes de 2.850 mm y un peso de 1.020 kg. La velocidad máxima del coche es de 79,2 km/h.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate