Un joven de 24 años chocó su camioneta contra una casa, golpeó a los policiales y se negó a hacerse el test de alcoholemia, según informaron fuentes del caso.

El hecho ocurrió en Mario Bravo y Olazar cuando el conductor de una camioneta Ford D-100 chocó contra una propiedad. Al momento de ser identificado, golpeó al personal policial, sin lesionarlo, y por ese motivo lo aprehendieron.

En el lugar se presentó personal de Tránsito Municipal para realizarle el test de alcoholemia pero el conductor se negó, asumiéndose que el test dio positivo. Se procedió al secuestro del vehículo constatando falta total de documentación.

En el caso trabaja el fiscal de Flagrancia Eduardo Amavet, quien caratuló el hecho como “Daño, resistencia a la autoridad y alcoholemia positiva”. Tras ser demorado, el conductor recuperó su libertad.

Comentá y expresate