Personal de la Policía Bonaerense advirtió que un lavadero de autos ubicado en Punta Mogotes no cumplía con la cuarentena obligatoria y procedió a cerrarlo.

En una primera instancia, notificaron al encargado del comercio, un joven de 25 años, y luego procedieron al cierre del lugar ya que no se encuentra dentro de los locales contemplados por el decreto 260.

Los efectivos, amparados por la Fiscalía Federal 2, no detuvieron a los empleados pero los instaron a cumplir el aislamiento domiciliario.

El local, ubicado en Avenida de los Trabajadores al 4200, se encuentra frente a las playas de Punta Mogotes y ponía en riesgo la salud de los empleados y de los vecinos de la zona.

Comentá y expresate