La chica de 13 años salió de la escuela y tomó el camino de siempre para volver a su casa. Pero ese día el horror la interceptó en el camino. Un grupo de jóvenes la llevó por la fuerza a unos pastilzales, la golpeó y abusó sexualmente de ella.

"Fueron cinco y después de todo lo que me hicieron me amenazaron que iban a matar a mi familia si yo hablaba", fueron las palabras con las que la víctima le contó a su mamá lo que le había sucedido.Ocurrió en Rosario de Lerma, Salta

"Lo que hicieron esos malvados con mi hija fue horroroso", dijo la madre al diario EL Tribuno. Habían ido a esperarla al final del camino por el que tenía que llegar, pero la chica no apareció. Deambuló como perdida durante un rato largo después de ser atacada y cuando finalmente logró llegar a su casa lo hizo llorando y todavía en estado shock.

La sujetaron del cuello y le hicieron cosas horribles. Le taparon la boca y mientras la abusaban la amenazaban que no diga nada a nadie porque nos iban a matar a todos nosotros", sostuvo la mujer sin poder contener la angustia. "Eran cinco. Uno tenía las mechas hasta la cintura, otro un tatuaje en la muñeca de una de sus manos; otro, una cicatriz por arriba de sus ojos; y varios de ellos tenían camisetas de Juventud Antoniana", indicó después.

Gracias a la descripción que hizo fue que pocas horas después de la agresión tres de los cinco agresores fueron detenidos por la policía. Uno de ellos es un menor de 17 años. La víctima fue trasladada de urgencia al hospital local, donde quedó internada para recuperarse de los golpes y recibe asistencia psicológica.

Hace dos semanas, también en la provincia de Salta, se conoció el caso de otra adolescente que fue violada por un grupo de amigos que la secuestró a la salida de una fiesta y también pretendió matarla.

Comentá y expresate