Por Clara López Tonón

clopeztonon@ahoramardelplata.com.ar

Ciro y Los Persas inician el año en Mar del Plata y se reencontrarán con el público este sábado en el Estadio Polideportivo. La banda liderada por Andrés Ciro Martínez regresa luego del multitudinario show que brindó el verano pasado ante más de 100.000 espectadores en Las Toscas.

Antes de llegar a Mar del Plata, donde además espera pasar un tiempo con familia y amigos, disfrutar de la playa y pescar, Ciro habló con Ahora Mar del Plata sobre sus expectativas para el show, adelantó algunos detalles del recital y sus deseos para esta nueva etapa de la Argentina, tras el cambio de gobierno.

Para este año trabajará con la banda en un nuevo material y tiene previsto tocar en distintas ciudades, como por ejemplo en el Carnaval de Jujuy en la fiesta de Los Tekis.

“Estamos haciendo shows muy calientes, la banda está sonando muy bien. Estuvimos por todo el país el año pasado, también estuvimos en España. Creo que la banda creció mucho y en los últimos dos Luna Park hicimos temas muy viejos, que nunca habíamos tocado o tocamos una vez con Los Piojos. Hicimos la prueba, la respuesta fue buena y fue divertido tocar esos temas”, señaló el ex líder de Los Piojos.

-¿Qué te genera tocar esos temas viejos por primera vez en el escenario?

-Están cargadas de recuerdos y es divertido ver la respuesta de la gente, hay como un guiño. Por ejemplo, con “Es sentir”, que con Los Piojos lo hemos tocado dos veces nada más. Es un momento distinto en el show, está bueno. Nos permite ir por algo distinto. Sabemos que cuando vamos a recitales hay una mayoría de gente que quiere escuchar temas que conoce. Pero nosotros sabemos que en nuestros shows la gente nos conoce mejor y está bueno sorprenderlos con estas canciones inesperadas y distintas.

-¿Qué balance haces de los primeros 10 años con Los Persas?

-Muy bueno. El punto culmine fue River y ser el primer artista que tocaba en ese estadio con dos proyectos distintos (con Los Piojos, y con su actual carrera solista). Es un orgullo, una alegría encarar un proyecto y que te vaya así. Me hace muy feliz. En los shows hay gente más joven adelante que conoce más temas de Ciro y Los Persas, en el medio gente que conoce a las dos bandas y al fondo quizás los más grandes, los más piojosos. Son tres generaciones.

Ser el primer artista que toca en River con dos proyectos distintos fue el punto culmine de estos diez años con Los Persas.

-Hablando de tres generaciones, fuiste abuelo por primera vez. ¿Cómo vivís este nuevo rol en la familia?

-Mi hija (Katja) me hizo abuelo de Helenita. Por ahora es muy chiquita, tiene dos meses, pero ya estuve charlando con ella y me sorprendió como responde a su manera, hace todo tipo de sonidos y unos esfuerzos bárbaros por expresarse. Me hace acordar a su mamá, que era muy charlatana. Y fue mi primera aproximación, porque ella recién ahora está descubriendo y busca comunicarse con el medio exterior. Ahora se empieza a poner lindo.

ciro.png

-Hace poco expresaste en las redes sociales tu rechazo a la reforma de la Ley 7722 que buscaba reintroducir la megaminería en Mendoza, y hay canciones en las que de alguna manera tratás cuestiones de la ecología . ¿En la Argentina falta compromiso con estos temas?

-No, en todo caso falta el compromiso de los políticos. La gente va por delante de los políticos, los intereses muchas veces son distintos. Por suerte la gente tiene conciencia y no se queda quieta. Aportamos nuestro granito de arena. Vivimos un momento muy particular y bastante complejo, por ejemplo con el tema de la generación de basura, de los desechos. Que haya una isla de basura más grande que Francia me parece increíble. Hay científicos que son optimistas con el tema de la tecnología, para llegar a potabilizar el agua, o para hacer algo con la basura. La ciencia tiene un rol fundamental para frenar o cambiar esas cosas, que apuntan al fin de la humanidad.

La gente va por delante de los políticos, los intereses muchas veces son distintos.

-¿Cómo ves al país a partir del reciente cambio de gobierno?

-Siempre que hay un cambio de gobierno hay una esperanza que se renueva. Creo que aunque el color político sea otro, hay que ser necio para desear el mal a un gobierno. Porque si al gobierno le va bien, al país le va bien. Creo que el gobierno que se fue no pegó una. Hablaba de buenas intenciones, pero no hubo ninguna devolución. Tenían ciertas medidas que después iban para atrás con correcciones y cosas que hablaban de una improvisación espantosa e inconsciente. Veo al presidente (Alberto Fernández) como alguien más sensato, con los pies más en la tierra; dispuesto al diálogo, que me parece fundamental. Busca el consenso de los distintos intereses, de los distintos actores y me parece que es la única forma de avanzar, buscando unir al país. La lluvia de dólares fue una utopía y creo que hoy tienen menos de estas ideas utópicas y eso ya es un buen comienzo. Ahora falta la realidad. Falta reducir la corrupción, los poderes mafiosos. Es una lucha enorme. Pero hoy por hoy, que haya más trabajo y que la gente pueda soñar el futuro es fundamental como cambio.

Comentá y expresate